jueves, 16 de abril de 2009

LAVADO DE ACTIVOS

Calificada como una de las mayores operaciones de lavado de activos de los últimos tiempos, así fue denominada por el jefe de la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional, general Miguel Hidalgo Miranda, la investigación que concluyó con la captura del alcalde de Pucallpa, Luis Valdez Villacorta, y otras 14 personas que fueron detenidas por integrar presuntamente una organización delictiva de gran envergadura dedicada al lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Esta es la concretización de una política de estado de la lucha frontal contra las drogas. Es el resultado del esfuerzo que vienen haciendo las instituciones del Estado para luchar contra el tráfico ilícito de drogas y sus delitos conexos”, expresó el general Hidalgo Medina.

El arresto del burgomaestre se produjo ayer en la capital ucayalina como producto de una minuciosa investigación realizada por la División de Investigación de Lavado de Activos de la Dirandro en coordinación con representantes del Ministerio Público. Valdez Villacorta y los demás detenidos fueron trasladados hoy a Lima y puestos a disposición de las autoridades del Poder Judicial.

La investigación, denominada “Operación Anguila”, consistió en la verificación de información, pericias contables, rastreo del origen de bienes, cuentas, entre otros elementos, que preliminarmente determinan que no han podido ser justificados más de 71 millones de dólares del patrimonio de Valdez Villacorta.

Hidalgo Medina manifestó que esta operación tiene gran transcendencia porque involucra “objetivos internacionales y una coordinación con otras policías del mundo para desarticular una compleja organización con ramificaciones en otros países”

La investigación policial articuló el trabajo de instituciones como la Unidad de Inteligencia Financiera de la Superintendencia de Banca y Seguros, a través de los reportes y operaciones sospechosas que se pusieron inmediatamente a disposición del Ministerio Publico, explicó el general Hidalgo Medina.

Precisó que se ha investigado a 107 personas y 71 empresas. Cabe mencionar que tanto Luis Valdez Villacorta y Lester Marina Pastor, los principales implicados, se encuentran vinculados a investigaciones policiales y fiscales desde el año 1998 por presunto trafico ilícito de drogas.

El jefe de la Dirandro advirtió que la investigación realizada por la Policía Nacional ha sido abierta, es decir, “los involucrados en todo momento han tenido la oportunidad y el tiempo suficiente para presentar los descargos que les permitan demostrar que lo que tenían en su poder era de procedencia lícita”.

Modus operandi
El representante del Ministerio Público, luego de evaluar la información, solicitó la detención de los involucrados y esta fue ordenada, con fecha 13 de octubre, por la magistrada María Jessica León Yarango, juez penal del Juzgado supraprovincial que, además, dispuso acciones de descerraje, allanamiento de domicilio, registro e incautación de bienes, documentos, libros contables, equipos informáticos, etc.

La investigación concluye que la fachada de la organización era el negocio internacional de la madera a través de operaciones realizadas en México, Unión Europea y Estados Unidos. Valdez Villacorta recibía importantes cantidades de dinero a través de casas de cambio y ese dinero se inyectaba a las empresas que se iban constituyendo en el país.

Entre los bienes incautados hay 60 inmuebles (en Lima, Pucallpa e Iquitos), 50 maquinarias pesadas (tractores, montacargas, etc), 55 naves fluviales, 42 camiones y 32 camionetas. También grifos flotantes, madereras, hospedajes y una planta cervecera.

De esta manera, el Ministerio del Interior y la Policía Nacional continúan haciendo esfuerzos significativos de investigación para detectar organizaciones criminales que se dedican a “lavar” dinero procedente del narcotráfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada